domingo, abril 25, 2010

UN BUEN POEMARIO DE MARIO PERA


Las universidades han sido, en el Perú, canteras de donde han surgido poetas jóvenes de indiscutible valía. No afirmo que la función primordial de las primeras sea formar artistas de la palabra, mas por la Universidad de San Marcos o la Universidad Católica, entre otras, ha pasado buena cantidad de escritores en nuestro país.
El caso de Mario Pera (Lima, 1981) es prototípico. Estudió Derecho en la Universidad de Lima y ahora nos ofrece su primer poemario: Preparaciones anatómicas (Lima: Lustra, 2009). Me llama la atención la extraña madurez poética que trasunta el mencionado libro. Además, cabe mencionar el profundo conocimiento de la tradición literaria del que hace gala el joven rapsoda. Por último, son dignas de relieve la referencia al mundo grecolatino y la forma tan sutil como Pera se nutre de este legado invalorable.
Hay algo cautivante en Preparaciones anatómicas: el manejo del ritmo y el tono solemne (pero no edulcorado) que se manifiestan a lo largo de los versos: "Había un cuerpo que solía llamarme: ciego pescador de expresiones./ Alacrán,/ siempre dispuesto a incrustar su estilete".
El proyecto es, sin duda, ambicioso: reconstruir los vestigios del pasado y de la memoria colectiva, desde el presente y a través de una contemplación (no exenta de la visión crítica) de los grandes monumentos de la historia. Se trata de yuxtaponer la crisis del tiempo actual al esplendoroso pretérito, en el cual ya asoma, no obstante, la "antigua esencia letal" del ser humano.
El poema más logrado tal vez sea "Roma (S.P.Q.R.)", donde el yo poético le recuerda a Camille, su amada: " Lo sabemos bien/ puesto que es lección ya aprendida:/ ambos somos el cometa que arremete contra la galaxia/ y causa el pánico silente en los humanos". La alusión a la crueldad del Coliseo romano y la pervivencia del erotismo en el Puente Sant'Angelo permiten concebir que el mundo es quizá una bola de cristal que nos lleva, de modo súbito, a la ola tempestuosa del amor o al triunfo de la descomposición de la materia: "La nuestra, Camille,/ es una historia tempetuosa de amistades predilectas;/ de un amor no consumado y mantenido/ como una conserva/ en una lata de atún podrido".
En fin, un buen inicio en el ámbito de la creación poética. Preparaciones anatómicas es un poemario bien armado que merece ser leído con atención.

domingo, abril 11, 2010

ORQUÍDEA DE SOMBRA DE GONZALO RAMÍREZ


Un primer poemario es siempre un camino tortuoso. Algunos poetas peruanos comenzaron con grandes libros: Simbólicas es un caso indubitable. Con él, José María Eguren se erige como uno de los fundadores de la poesía contemporánea en el Perú. Otros, como César Vallejo, empezaron con libros disparejos. Los heraldos negros tiene poemas notables, pero como propuesta no cuaja plenamente. El poeta de Santiago de Chuco busca aún liberarse, en aquel poemario, de las cadenas del Modernismo.

El caso de Gonzalo Ramírez Herrera (Lima, 1983) es ilustrativo. Su primer poemario, Orquídea de sombra (Lima: Borrador, 2009), revela un buen manejo del verso libre y un cuidadoso trabajo con el escandido de los versos, hecho que recuerda el experimento de Octavio Paz con los signos en rotación, donde las palabas se mueven a lo largo del espacio de la página en blanco y se convierten en una provocación para el lector. Se trata de dieciocho poemas, algunos breves y otros más extensos. Allí predomina la temática amorosa y, en particular, el recorrido por el cuerpo de la amada: “Destruyo flores:// mi sensación de tierra fría/ de párpado a descanso/ no vuelve.// Tu encuentro es un paso firme/ que no presiento// que persigo”.

La naturaleza parece reaccionar violentamente: la brisa nocturna muerde las palabras del poema. Los límites entre la noche y el yo poético no parecen claros: el hablante pareciera tener bordes oscuros. Imágenes de gran agresividad verbal pululan en dicha atmósfera: “Ellos sol tu cuerpo abierto a dos palmos/ mas no estallo”.

Respecto del cuerpo, este se manifiesta como algo que se une al poema (“Mi cuerpo se incorpora al verso”) o como un objeto borroso o parecido a un olmo o una estructura que se puede levantar con las palabras (“Ansío elevar tu cuerpo en cada sentencia”). Metáforas de un desplazamiento continuo de los sujetos y de un transcurrir sin fin dan cuenta de cómo la persecución de las cosas puede conducir a la calma o a la inmovilidad.

Orquídea de sombra es un buen primer libro. Algunas experimentaciones no cuajan: poner notas a pie de página a ciertos poemas no se justifican. Este procedimiento, empleado por T.S.Eliot en Tierra baldía, no contribuye a darle mayor densidad al universo representado. Sin embargo, Gonzalo Ramírez ha puesto una primera piedra. Sus siguientes libros, ojalá, confirmen nuestras expectativas.

martes, abril 06, 2010

CELEBRANDO EL MES DE LAS LETRAS



Conversaciones literarias en el Británico de Miraflores

Los escritores José Antonio Bravo, Carlos Calderón Fajardo, Javier Arévalo y José Donayre dialogarán “en vivo y en directo” con el escritor y periodista Carlos M. Sotomayor.

El Centro Cultural Británico celebra el “Mes de las letras” con un ciclo de “Conversaciones literarias” a cargo del escritor y periodista Carlos M. Sotomayor. Durante todos los martes de abril, Sotomayor –conocido periodista cultural– dialogará “en vivo y en directo” con cuatro destacados autores peruanos: José Antonio Bravo, Carlos Calderón Fajardo, Javier Arévalo y José Donayre.

“La idea es celebrar el mes de las letras charlando de literatura con cada uno de los autores, intentando trasladar al auditorio del Británico la entrañable atmósfera de una conversación de café”, apunta Sotomayor. Así, teniendo al público como privilegiado testigo (y partícipe, pues al final podrán hacer sus propias preguntas al autor invitado) el diálogo girará en torno a la obra literaria de cada autor, quienes compartirán con los asistentes la manera cómo entienden el quehacer literario y confesando, además, sus particulares procesos creativos. No serán ajenas las anécdotas, que pondrán el punto colorido y lúdico a las veladas.


Programa (abril)

Martes 6: José Antonio Bravo

Martes 13: Carlos Calderón Fajardo

Martes 20: Javier Arévalo

Martes 27: José Donayre

Hora: 7:30 pm

Lugar: Auditorio del Británico de Miraflores

(Bellavista 527, Miraflores)

Ingreso libre.